Dragado y encauzamiento en el Nervión

Deia.com • Viernes, 15 de Octubre de 2010

El Gobierno vasco ha comenzado esta semana los trabajos "visibles" del esperado encauzamiento de los ríos Nervión e Ibaizabal con el fin de evitar que ambos cauces se desborden cada vez que llueve de forma abundante. Lo hace con tres años de retraso desde que se anunciara el proyecto en 2007, un periodo de tiempo en el que los vecinos que viven en los márgenes de estos ríos han sufrido sus crecidas al menos en dos ocasiones.

De momento, Lakua ha puesto en marcha a través de URA, la Agencia Vasca del Agua, la primera fase de estas obras que afectará al tramo del Nervión comprendido entre Etxebarri, en la zona de la Baskonia hasta Basauri, en los barrios de Urbi y Ariz, abnegados protagonistas de todas las riadas registradas.

Estos trabajos costarán diez millones de euros y se extenderán durante 24 meses. Además de sacar los lodos y tierras para hacer más profundo el lecho del río de modo que el agua no tenga que buscar salidas alternativas, las máquinas eliminarán varias presas que con los años se han ido formando en el cauce.

Dentro de esta primera fase, está prevista también la sustitución del puente ubicado en Gudarien kalea, en Urbi, por otro que no necesite apoyarse en el río para sustentarse. De esta forma, se evitará que los vanos del viaducto taponen el paso del agua en este punto en el que convergen los dos caudalosos ríos. La central eléctrica abandonada y localizada junto al puente de la Baskonia también dejará de existir tras el paso de la piqueta.

Paralelamente a esta actuación, URA pretende habilitar un nuevo colector que recoja las aguas residuales provenientes de la industria y las viviendas de la zona para trasladarlas a la depuradora de Galindo. Con la vista puesta en la, por el momento, única excavadora que estaba ayer trabajando en el río, los vecinos ruegan "celeridad" en la acometida de unos trabajos que esperaban "desde hace muchísimo tiempo".

Quienes todavía ven "muy lejos" la solución al conflicto que mantienen con el río, son los vecinos de Galdakao. Y es que tendrán que esperar otros dos años para ver comenzar estas obras en su municipio. Este ansiado momento llegará cuando URA finalice el tajo en Etxebarri y Basauri. Entonces, las excavadoras remontarán el Ibaizabal para seguir dragando el río hasta Galdakao, eliminando a su paso aquellos elementos que impidan el normal flujo del líquido.

Comenzarán así las fases dos y tres que llevarán las obras primero hasta Bengoetxe y después hasta Plazakoetxe, otro de los puntos más afectados por las continuas inundaciones. No en vano, las últimas riadas obligaron a Protección Civil a desalojar varias viviendas, un colegio y hasta una residencia que se ubica en las inmediaciones.

Dentro de esta actuación se engloba la remodelación del puente de EuskoTren que enlaza las localidades de Etxebarri y Basauri de la que ayer se colocó la primera piedra. Esta obra permitirá eliminar los apoyos del actual viaducto sobre el cauce del río. Una medida aplaudida por el alcalde de Etxebarri, Pedro Lobato, y la alcaldesa de Basauri, Loly de Juan, quienes expresaron ayer su satisfacción por la "tranquilidad" que supondrá la reducción del riesgo de desbordamientos que conllevará la finalización de los trabajos.

Estas obras, financiadas por URA y Eusko Trenbide Sarea, serán aprovechadas para mejorar el tránsito de los vecinos por el puente, la única vía por la que pueden acceder de un municipio a otro. Así, el nuevo viaducto dispondrá de un paso peatonal de tres metros de ancho y un bidegorri, que pasará a formar parte de la red ciclable a la que aspiran ambos municipios.

CENTRO IBÉRICO DE RESTAURACIÓN FLUVIAL
Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio
C/ Pedro Cerbuna, s/n • Universidad de Zaragoza • 50009 Zaragoza
Web: www.cirefluvial.com • Correo electrónico:
Copyright 2021 © Centro Ibérico de Restauración Fluvial  •  CIF: G85631729
Desarrollo web: Sergiodelgado.net